Como ligar crédito

A la tercera te llamó para quedar. Y fue muy bien. Luego nada. Días después un Whastapp suelto con una excusa. De nuevo te llama, necesita verte. Aquí una guía de supervivencia.

¿Por qué seguimos ahí?

Que uno era el infierno y el otro un confortable centro de trabajo. Que uno de los dos lugares sigue abierto y que sigue habiendo fotos suyas desnuda en Internet. Que su nombre de guerra era Justine, como el personaje del Marqués de Sade. Que la experiencia la mejoró como persona y como mujer en lo emocional, en lo económico y en lo sexual. Que ganaba unos 4. Que alguno la agredió.

254255256257258